Ayudas Técnicas para Personas Sordas o con Déficit Auditivo

simbolo inducción  

El colectivo de personas sordas cuenta con una amplia variedad de ayudas técnicas que pueden clasificarse en individuales (audífonos, implantes cocleares...) o de uso en lugares públicos (paneles informativos, teléfonos públicos adaptados...); de empleo en el ámbito educativo (bucles magnéticos, sistemas de FM...) o en el hogar, etc.

Como ya sabemos, este es un colectivo heterogéneo, pero sus miembros presentan una característica en común y es que, ante la carencia o disminución del sentido de la audición, hacen del sentido de la visión el principal canal de entrada de información. Además, también se ven en la necesidad de emplear en mayor medida el sentido del tacto, que por su parte es el principal para las personas con sordoceguera.

Antes este hecho, no resulta difícil imaginar qué tipo de adaptaciones requiere, por ejemplo en el hogar, una persona sorda: sustituir las señales sonoras por otras perceptibles para ella, principalmente visuales.

Pero antes de señalar las ayudas técnicas existentes para las personas sordas o con déficit auditivo, se hace necesario ofrecer una definición de las mismas.

Ayudas Técnicas

Se entiende por ayuda técnica “Todo dispositivo, utensilio, aparato (adaptado o no), productos de la tecnología (mecánica, electrónica, informática…) que se crean con la finalidad de suplir o completar las limitaciones funcionales de personas discapacitadas”. Es decir, “utensilios para que el individuo pueda compensar una deficiencia o discapacidad sustituyendo una función o potenciando los restos de la misma”.

Las ayudas técnicas pueden consistir en:.
  • Producto normal y corriente del mercado, creado para los consumidores en general, pero al que se le encuentra una aplicación adecuada en las personas con discapacidad. Por ejemplo: móvil, internet, portero de llamada, programa informático, etc.
  • Producto al que se le crea una adaptación especial o se le añade algún complemento o apéndice para que pueda emplearse en paliar una limitación física o sensorial. Por ejemplo: subtítulos para personas sordas, páginas webs accesibles con LS, etc.
  • Producto específicamente concebido para responder a necesidades funcionales concretas de las personas con dificultades. Por ejemplo: audífonos, implantes cocleares, etc.

Las ayudas técnicas pueden clasificarse atendiendo a diferentes criterios, por ejemplo a su finalidad o al contexto en el que son empleadas.

TIPOS DE AYUDAS TÉCNICAS

De esta forma podríamos empezar por describir aquellas ayudas técnicas que sirven para potenciar los restos auditivos y que son:

  • Audífonos: Dispositivo electrónico que amplifica los sonidos para que sea posible su identificación. Favorecen la audición aunque no la devuelven, tan sólo cumplirán la función de detección de audífonopresencia de sonido en el medio circundante. El audífono no sólo manipula la intensidad (dB), sino que lo hace de forma diferenciada según frecuencia (Hz) en función de la audición particular de cada persona, por ello es muy importante un ajuste adecuado del mismo a cada persona. Para saber más acerca de los tipos de audífonos existentes y su funcionamiento puedes pinchar en el siguiente enlace.
  • Amplificadores de la señal acústica: Conjunto de dispositivos que se acoplan al teléfono, radio TV u otras fuentes de sonido (algunos incluso preparados para ser conectados a sistemas de alarma), aumentando la intensidad del volumen que puede ser regulado a gusto del usuario. Existen amplificadores por bobinas de inducción que vienen a ser dispositivos portátiles que amplían la intensidad e incorporan características que ayudan a eliminar ruidos que dificultan o entorpecen la audición, mejorando también la calidad dreceptores infrarrojoselsonido que se recibe. Para su uso es imprescindible la utilización de audífonos preparados con bobinas de inducción o entrada directa de audio.
  • Bucle o aros magnéticos: En el caso de las personas usuarias de audífonos con suficientes restos auditivos para captar el lenguaje oral, cuando nos hayamos en contextos muy amplios donde es poco probable que el emisor se encuentre a la distancia adecuada para la sensibilidad prevista en la prótesis auditiva (salones de conferencias, aulas, teatros, etc.) es donde mejor provecho se puede obtener de los aros magnéticos. En estos recintos o estancias amplias existe la posibilidad de instalar a su alrededor, o en determinadas superficies de una sala, un aro o bucle de diámetro variable, capaz de convertir una fuente sonora en magnética, pudiendo llegar con mayor claridad a los audífonos o aparatos preparados para la recepción de señales de esta naturaleza. bucle magnéticoLa superficie que sea capaz de abarcar está en función de la potencia de salida que tiene la señal desde el aro magnético, en relación directa con su diámetro. El sujeto puede moverse dentro del campo magnético creado, manteniendo una mejor comunicación. Algunos bucles pueden ser individuales, es decir, portados por la misma persona alrededor del cuello, mejorando así la calidad del sonido que se produce en su entorno inmediato.
  • Sistemas de FM e infrarrojos: Sistema que transmite la señal sonora mediante ondas de alta receptor infrarrojofrecuencia o infrarrojos a un receptor que se conecta con entrada directa de audio o por inducción magnética al audífono (en posición T). Muy útiles en el ámbito educativo (el profesor dispone del emisor y el alumno del receptor). Como inconveniente se puede señalar el elevado coste de los equipos.
  • Implante coclear: Es una prótesis auditiva que se implanta mediante intervención quirúrgica y que está indicado para casos muy concretos. Consiste en introducir unos electrodos en la cóclea para estimular el nervio coclear, desencadenando sensaciones auditivas que la persona sorda tendrá que aprender a decodificar mediante un exhaustivo programa implantede rehabilitación. Debido a la complejidad y relevancia de esta ayuda dentro de la comunidad sorda, es importante conocerla más a fondo en enlaces cómo el de la Federación AICE o el de Wikipedia, sin obviar la polémica crítica que recibe por una parte de la comunidad sorda.

En cuanto a las ayudas para informar de las señales acústicas podemos fijarnos por ejemplo en el ámbito del hogar y recordar que estas adaptaciones consistirán en sustituir la señal sonora por otra perceptible para una persona sorda (visual y/o táctil):

  • Adaptación del sistema eléctrico de la vivienda para que cuando llamen al portero o a la puerta de la vivienda, automáticamente se enciendan las luces. También pueden instalarse luces para que se enciendan específicamente al tocar al portero y/o a la puerta.
  • Intercomunicadores: Suelen estar formados por varios transmisores (1 por cada foco de sonido) y un receptor. Cuando se produce un sonido (puerta, llanto de bebe, teléfono, incendio), el transmisor manda una señal al receptor y éste se activa, parpadeando o vibrando, dependiendo del receptor.
  • Despertadores con señal luminosa o vibratoria en lugar de sonora.
Aunque en el hogar se emplean otras ayudas técnicas cómo:
  • Videoportero: facilita la comunicación a las personas sordas ya que el dispositivo que se coloca dentro de casa lleva una pequeña pantalla que ayuda a saber quién está llamando a casa.
  • Videoteléfonos que permiten establecer comunicación visual (lengua de signos) y teléfonos de textos para hacerlo a través de mensajes de texto. Además se emplea el fax, aunque este está cayendo cada vez más en desuso.
  • Internet, que permite el acceso a información en soporte visual, especialmente a aquella expresada en LSE. Además posibilita el empleo de programas de mensajería instantánea y videoconferencias a través de pc o smartphones. Este punto bien merecería el desarrollo de todo un post acerca de nuevas tecnologías y accesibilidad pero de momento os invitamos a ver la entrada "10 apps para la deficiencia auditiva".
  • El subtitulado en tv y los intérpretes de lengua de signos facilitan a las personas sordas el acceso a la información emitida por este medio. Además existen programas específicos para la comunidad sorda que se realizan en LSE como “En Lengua de Signos” de TVE.

Las ayudas técnicas para estimular el desarrollo lingüístico están muy vinculadas al entorno educativo donde, además de algunas ayudas anteriormente nombradas, encontramos otras como:

  • Equipos de reeducación auditiva: Por ejemplo SUVAG (Sistema Universal Verbal Auditivo de Guberina). SUVAGEs uno de los dispositivos más conocidos en el entorno educativo especializado para personas con sordera. Este aparato cumple funciones de amplificador y filtrador de sonidos con finalidad diagnóstica y de intervención. Determina la intensidad para los diferentes sonidos del lenguaje dentro de las bandas de frecuencia en que resulte más óptima la audición para cada persona en particular. El fin es la producción.
  • Ayudas dirigidas a favorecer la estimulación vibrotáctil: No es una ayuda técnica estrictamente auditiva, pero estas vibraciones pueden constituir un apoyo para el audífono en el caso de sorderas profundas. Los equipos de estas características constan de un micrófono que recoge la señal, un procesador de la misma y uno o varios vibradores que se colocan en contacto con alguna superficie del cuerpo, generalmente la muñeca.
  • Ayudas técnicas que ofrecen información visual de los sonidos: equipos mecánicos o luminosos para proporcionar información sobre intensidad o frecuencia de sonidos (por ejemplo: VISHA, Isotón...).
  • Programas informáticos para trabajar determinadas áreas lingüíisticas a nivel de léxico, sintaxis (Programa de Logopedia Asistida por Ordenador, L.A.O.). programa informático

Por su parte, para acceder a la información, las personas sordas pueden valerse de las siguientes ayudas técnicas:

  • Internet: Para un buen aprovechamiento de la red aún son necesarios contenidos más accesibles. Es destacable la posibilidad que ofrece la red de comunicarse a distancia y de forma visual (páginas webs especializadas, webcams, mensajería instantánea, etc.).
  • Medios de comunicación: En los medios de comunicación podemos señalar:
    • Programas de televisión destinados a la comunidad sorda: “En otras palabras”, “Telesigno”, etc.
    • Intérprete de lengua de signos, en escasos espacios.
    • Subtitulado y cine en V.O.
  • Acceso a la información en lugares públicos: Pueden emplearse:
    • Paneles de información.
    • Sistema de aviso y alarma de fuente sonora complementada con impactos visuales.

Para acabar, si estás interesad@ en la búsqueda de más información sobre las ayudas técnicas existentes, puedes consultar el catálogo de productos de apoyo del Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies