Intérprete de Lengua de Signos

Intérprete de Lengua de Signos

 

Intérprete de Lengua de Signos

El intérprete de Lengua de Signos (ILSE) es aquel profesional, cuya formación se recoge en el R.D. 2060/1995, del 22 de diciembre, donde se establece el Título de Técnico Superior en Interpretación de la Lengua de Signos Española, que es competente  en la(s) lengua(s) de signos y la(s) lengua(s) oral(es) de un entorno, capaz de interpretar los mensajes emitidos en una de esas lenguas a su equivalente en otra de forma eficaz. Es decir, es un puente de comunicación entre la lengua oral y la lengua de signos y de sus respectivas culturas. Todas las funciones que quedan fuera de lo mencionado, no pueden considerarse parte del papel de un Intérprete de Lengua de Signos.

Cuando decimos que la interpretación debe ser eficaz estamos aludiendo a dos características que debe reunir: La primera de ellas alude al contenido de los mensajes, que no son únicamente de carácter lingüístico, sino que también un carácter emocional y cultural, lo cual debe ser tenido en cuenta por parte del Intérprete de Lengua de Signos para llevar a cabo una interpretación correcta. En segundo lugar, debe llevarse a cabo dentro del respeto a las normas profesionales y deontológicas. Estas normas se recogen en su Código Ético del Intérprete de Lengua de Signos y del Guía-Intérprete de Personas Sordociegas, cuyos principios fundamentales son la Confidencialidad, Neutralidad y Fidelidad.

La figura del Intérprete de Lengua de Signos surge de la necesidad de cubrir las siguientes necesidades:

  • Eliminar las barreras de comunicación con las que se encuentran tanto las personas sordas como oyentes, que comparten códigos de comunicación diferentes.
  • Facilitar a las personas sordas el acceso a la información en lengua de signos, como lengua propia de su Comunidad.
  • Favorecer la independencia de la persona sorda para tomar sus propias decisiones, ayudándola a disponer de la información necesaria para formarse un criterio.
  • Reconocer el derecho de acceder a la información y a la comunicación, tanto de la persona sorda usuaria de la LS, como de la persona no competente en LS.

En el pasado, las funciones que desempeña en la actualidad un Intérprete de Lengua de Signos eran desarrolladas principalmente por los hijos oyentes de familias sordas, sin que tuvieran un carácter profesional o bien por personas que habían recibido una formación por parte del tejido asociativo. Esto fue así hasta su regulación que fue de la mano de la primera promoción del Ciclo Formativo de Grado Superior en Interpretación de la Lengua de Signos en Málaga en 1997.

Sin embargo, a finales de 2014 hemos conocido algo que se rumoreaba desde hacía años: este Ciclo Formativo, el único que habilita profesionalmente para ejercer la profesión de Intérprete de Lengua de Signos es derogado por el Real Decreto 831/2014, de 3 de octubre, por el que se establece el título de Técnico Superior en Mediación Comunicativa y se fijan sus enseñanzas mínimas.

Según palabras recogidas en un comunicado de FILSE "Nos enfrentamos [...] a una etapa en la que habrá un periodo de vacío en cuanto a la formación de futuros Intérpretes de Lengua de Signos, pero esperamos que sirva para que aquellos que ya obtuvieron su titulación puedan ejercer su profesión en el ámbito que eligieron; así como a una etapa en la que muchos profesores especializados en las materias que se impartían tendrán que reconducir esa experiencia docente hacia otros Títulos de la misma u otra familia profesional. FILSE mira hacia el futuro con la esperanza de que la formación universitaria sea una realidad más pronto que tarde, para ello seguiremos colaborando estrechamente tanto con las universidades como con el CNLSE para que este vacío que deja la desaparición del ciclo pueda llenarse con la implantación del grado universitario en un futuro cercano."

Es por todo ello que, ante esta situación, el Real Patronato sobre Discapacidad, a través del CNLSE, constituyó una comisión para estudiar una propuesta para la formación universitaria de intérpretes de lengua de signos y guías-intérpretes, estudios que nos equipararían con el resto de Europa, que ya cuenta con dicha cualificación para estos profesionales.

La comunidad lingüística usuaria de lengua de signos en España lleva tiempo reivindicando una formación más exhaustiva y una actualización de competencias profesionales que puedan responder con garantías a la actual demanda de información y comunicación de las personas sordas y sordociegas. Actualmente esperamos con inquietud unas conclusiones al respecto.

En lo referente al mercado de trabajo, en España las entidades donde un Intérprete de Lengua de Signos suele desempeñar su trabajo son las que componen el tejido asociativo de personas sordas (asociaciones, federación y confederación). Además otras entidades que cuentan con intérpretes de lengua de signos como miembros de su plantilla son la ONCE, algunas cadenas de televisión que emiten programas dirigidos a una audiencia sorda y algunos organismos públicos que prestan servicios de interpretación en hospitales, centros educativos, etc. Aunque en muchos casos la contratación se realiza a través de la asociación local de sordos.

En cualquier caso, esta contratación es escasa e insuficiente, situación que se ha agravado con la actual conyuntura económica que afecta a nuestro país.

Por el momento, en España no existen muchas experiencias de entidades que ofrecen servicios de interpretación de forma independiente o subcontratada aunque se dan algunas iniciativas aisladas. Normalmente se ofrecen servicios especializados, como interpretación para conferencias o para centros educativos, y también algunos funcionan como centros de reciclaje de formación profesional para los propios intérpretes. Es el caso, por ejemplo, de:

  • SEPROTEC: ILSE en Educación Secundaria.
  • TRAVELDOS: Servicios en eventos como Congresos, Jornadas, etc.
  • CLECE: ILSE en Educación Secundaria.
  • SUILSE: Servicios Universitarios de ILSE en Canarias.
  • Etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies